Novedades


ESPIAR

La mejor manera de respetar lo diferente es conociéndolo...

A partir del decreto nº 1585 del año 2010,   la conmemoración del 12 de octubre se denomina ”día del respeto a  diversidad cultural“, este cambio busca promover la  revisión permanente de  nuestra historia y el  derecho  de los  pueblos originarios,  consagrando y reconociendo que los derechos humanos tienen los caracteres de universalidad e interdependencia .- de ésta forma se cumplimenta con los preceptos  de igualdad  , respeto a  la identidad y derecho a una educación bilingüe e intercultural establecido en la  Constitución Nacional.
Al Instituto Superior del Profesorado Laborde,  asisten  alumnos  pertenecientes a diferentes   pueblos originarios, esto  ha permitido un  acercamiento a sus costumbres, a sus  tradiciones , a sus lenguas  y fundamentalmente  a su constante  lucha por  la integración  y  el  reconocimiento  de su identidad. Convencidos que la mejor manera de respetar lo diferente, lo distinto… es conociéndolo, desde hace algunos años, se ha  elegido esta fecha como una jornada  abierta, que permita un intercambio de  experiencias, una muestra del trabajo que se lleva adelante desde las cátedras y un acercamiento  a la comunidad.
Este año,  la muestra  se ha denominado “ESPIAR”, puesto que propone a los participantes y espectadores, reflexionar acerca de las diferentes realidades socioculturales, de los diversos modos de hacer arte y fundamentalmente de la riqueza que significa trabajar con otros diferentes. Se desarrolló en la Plaza  San Martin, lugar en donde se emplaza el IFD, el día 28 de octubre.

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR

  • ESPIAR